En muchas ocasiones hablamos de la restauración de antiguos muebles, objetos que ya no utilizamos y artículos que han quedado inservibles.


La restauración nos ayudará a proporcionar una segunda vida a aquellos objetos que han quedado obsoletos e inutilizados. En el artículo de hoy veremos de qué manera restaurar un hermoso espejo que se encuentra deteriorado, faltándole una esquina.

El primer paso es limpiar muy bien el espejo. De esta forma nos desharemos de pequeñas impurezas y suciedades. También quitaremos los clavos que pueda haber, el vidrio y limpiaremos muy bien la zona de atrás.

Utilizaremos silicona ascética. Con este material vamos a crear otro molde, idéntico, de la esquina para completar la que le falta. Cubrimos de silicona cualquier esquina que este en perfecto estado, añadimos silicona hasta cubrir la esquina por completo como vemos en la imágen.


Bien cubierta, alisaremos la superficie con una espátula. Quitaremos las burbujas que se formen dando pequeños toques con el dedo. Por último dejaremos que seque bien, unos días.

Cuando la silicona se haya secado, será muy fácil despegarla. Ahora debemos preparar yeso con un poco de agua y haremos un vaciado. También podemos utilizar escayola. Esperamos a que seque bien y luego desmoldamos cuidadosamente.



Como puedes observar, el molde ha quedad identico a la esquina que faltaba. Ahora lijaremos con cuidado y quitaremos las pequeñas imperfecciones. Después pegaremos con cola de carpintero, en el trozo de esquina que nos falta.

Por último y una vez pegada la esquina, rellenamos los bordes con enduído y damos unas pequeñas pinceladas de agua y enduído para que la textura sea óptima.

Una vez restaurado podemos colgarlo. En esta imagen vemos como se ha decidido dar un par de manos de pintura blanca y, una vez seco, ha sido colocada una imagen tipo Pop Art. Si quieres conseguir una a partir de alguna de tus fotos, siempre puedes pasarte por PortokaliFoto.com,