Ante estos tiempos que corren eso de economizar se torna imprescindible, pero si se hace con estilo y sacándole el mayor provecho a los elementos que tenemos, mejor que mejor.

Si estás cansado/a de la decoración de tu habitación y quieres darle un aire nuevo y renovado, esta es una idea fantástica:

mesa

Se trata básicamente de convertir cualquier mesa que tengas en casa en dos encantadoras y originales mesas de noche. Y para lograrlo es tan sencillo como partir la mesa en dos, cortarla por la mitad. De esta manera se obtienen dos encantadoras mesillas de noche que, por la parte delantera se sujetan junto a la cama con sus patas y para lograr una mayor sujeción, la parte cortada se puede sujetar a la pared con unos tornillos.

Un sencilla, económica y muy original forma de renovar la decoración de un dormitorio sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero en nuevas mesillas de noche… ¿No te parece una idea genial?

Y si apuestas por dar a tu vieja mesa alguna mano de pintura, el efecto puede ser espectacular. Un buen ejemplo de ello es la imagen que podéis ver arriba, se trata de una vieja mesa cortada a la mitad y pintada en un llamativo color rosa que crea un gran contraste con el resto de la decoración.

El resultado puede ser espectacular y la gran ventaja que ofrece es que no se precisa de mucho dinero para cambiar de forma radical la decoración. ¿Te animas a poner en práctica esta idea?