Cuando se trata de pintar, solemos pensar en el color blanco. La paredes blancas le dan mucha luz a un espacio y es muy fácil combinarlas, pero pueden llegar a aburrirnos. A mí me encantan los colores, sean sobrios o brillantes, y siempre los recomiendo cuando me piden consejos de decoración de paredes.

Para elegir el color adecuado siempre debemos pensar ¿cuál es mi color favorito?, ¿qué efecto quiero conseguir en la habitación?, ¿qué color es fácil de combinar?, ¿qué color predomina en la decoración de mi hogar? Por ejemplo, si nuestro color favorito es el rojo podemos elegir pintar una pared de rojo y una de negro, y mantener el resto de la decoración minimalista. Si nuestro color favorito es el azul podemos elegir un color claro y relajante y pintar una sola pared de este tono y el resto blanco, o pintar dos paredes de un tono de azul y dos de un tono más claro.

Elegir el color correcto no es fácil, pero si le dedicamos un poco de tiempo lo conseguiremos. Debemos tomar en cuenta que el color de la lata de pintura fresca y el color ya seco en la pared no siempre será el mismo, así que les recomiendo hacer una prueba antes de pintar toda la pared. A mí me encanta el color champaña para habitaciones, se ve muy elegante, es muy fácil de combinar y no nos quita nada de luz.

Otra buena opción es pintar una pared de un color, mantener los muebles en un tono de madera neutro y poner muchos elementos decorativos como jarrones y floreros en ese color. No tengan miedo, usen su imaginación y verán que pueden encontrar el color perfecto.

 

paint

  • Pingback: ¿Qué color elijo para las paredes de una sala de estar?()