El escaño

escaño-nogal
¡Ah!, soy una romántica empedernida. No os parece precioso el escaño.
Si, para el que no lo sepa este mueble se llama escaño. Donde se sentaban nuestros abuelos al rededor del fuego en los pueblos o con un poco más de diseño y unos cojines en las ciudades. De donde han evolucionado nuestros modernos sofás y el nombre del asiento de nuestro políticos.


Los escaños han desaparecido de nuestros pueblos, como casi todos lo bellos muebles, para modernizarse. Ahora, si queremos uno, los encontramos en anticuarios

¿Tu eres como yo un romántico?

Para opendeco.es, Muri. Un beso.

También te puede interesar:  Interiorismo compacto en Amsterdam por I29 Interior Architecs