3 ideas de lienzos fotográficos para decorar tu casa

Decorar tu casa con fotografías no sólo significa tener muchos marcos para poner en las estanterías. Hoy te vamos a demostrar que es posible hacer estancias más íntimas y originales con tres ideas muy bonitas que puedes replicar con tus fotos favoritas. Para ello, sólo tienes que confiar en servicios profesionales online capaces de hacer lienzos con fotos e impresiones fotográficas, es decir, tiendas virtuales en las que puedes elegir el formato que más te guste, subir los archivos que quieres imprimir y concluir la compra. He aquí, pues, algunas ideas estupendas de lienzos fotográficos para decorar tu casa.

Un tema encantador: foto lienzos y estaciones

El cambio de las estaciones siempre ha fascinado a artistas y músicos de todas las épocas. El paso del tiempo modifica inexorablemente los paisajes naturales y urbanos, creando una mezcla de colores y emociones que podemos atrapar en nuestras fotografías.

Para hacer fotolienzos con este tema, basta con fotografiar el mismo lugar durante el año cuatro veces, una por cada estación. A continuación, imprímelas en lienzos fotográficos con las mismas proporciones y ya está. Tal vez puedas añadir un toque artístico adicional añadiendo un marco para dar efecto y luego decidir si los cuelgas todos juntos en la pared o vas cambiando de lienzo a medida que cambian las estaciones.

Lienzos fotográficos divididos en paneles

Otro efecto muy bonito para hacer fotolienzos es descomponer una imagen en varios paneles. Para ello, hay que seleccionar una bonita foto de alta resolución y descomponerla en varias partes, tantas como lienzos vayamos a colgar en la pared.

Podemos elegir una bonita panorámica o un retrato: lo importante es tener una foto de alta resolución para dividirla. Después, basta con imprimirla en lienzos fotográficos separados y, una vez recibido el paquete con las copias, proceder a colgarlas en secuencia en la pared.

Un hermoso collage de recuerdos

Otra idea muy bonita es la de hacer un collage de fotos a las que tengas mucho cariño. Para ello, basta con disponer las impresiones fotográficas en pequeños cuadrados o lienzos, de modo que puedas jugar con la disposición en la pared para crear formas o pequeños mosaicos.

En este caso, puedes divertirte con el tamaño y la posición en la pared, dando rienda suelta a tu creatividad. Tal vez decidas reproducir el efecto «Marilyn» del Pop Art de Andy Warhol, cambiando el fondo y los colores de una misma fotografía para imprimirla en cuatro pequeños lienzos del mismo tamaño.

Consejos adicionales

Para los amantes del cine o la música, hay una idea extra que seguro que les encantará: réplicas de portadas épicas de discos o carteles de películas que les hayan enamorado. Solo tienes que buscar en Internet las imágenes más representativas de la historia del cine o la música e imprimirlas en un lienzo a tamaño real para conseguir un efecto contemporáneo y sofisticado, perfecto para decorar el hogar o como idea de regalo.

Scroll al inicio