5 consejos para proteger tu hogar de ladrones y okupas

Por desgracia, cada día son más habituales los robos dentro de las casas así como la ocupación de viviendas. Debido a esta situación, es importante que los propietarios tomen ciertas medidas para mejorar su seguridad y evitar este tipo de situaciones. Desde ACOPI han elaborado cinco consejos pensados para mejorar la seguridad en las viviendas. Veamos cuáles son.

Instalar un equipo de vigilancia por vídeo

5 consejos para proteger tu hogar de ladrones y okupas 3

Una de las soluciones más inteligentes que podemos llevar a cabo, es la instalación de un sistema de vigilancia por vídeo. No es necesario un sistema profesional. Hay dispositivos que cualquier persona puede instalar y que funcionan muy bien, aunque suelen acarrear algunos problemas entre los que podemos destacar:

  • Espacio de almacenamiento insuficiente
  • Desconocimiento de las mejores ubicaciones para las cámaras
  • Falta de software diseñado específicamente para la seguridad

Por contra, un sistema de vigilancia de vídeo profesional proporciona:

  • Equipo y dispositivos diseñados específicamente para la seguridad.
  • Un software adecuado para gestionar la vigilancia, programado por expertos de la industria que han previsto todos los inconvenientes.
  • Los sistemas profesionales tienen generadores que alimentan la vigilancia en caso de un fallo de energía.
  • Colocar cámaras en los lugares adecuados funciona como un elemento disuasorio altamente eficaz.

Instalación de puertas de seguridad con cerraduras a prueba de ladrones

Otra de las recomendaciones para evitar robos o entradas indeseadas, es la instalación de puertas de seguridad con cerraduras a prueba de ladrones. Aquí podemos elegir entre las puertas blindadas o bien puertas acorazadas, dependiendo de nuestras necesidades.

A este remedio hay que añadir los escudos antirrobo, esenciales para proteger las cerraduras o bombines (cilindros) vías de acceso que a veces se pasan por alto.

Hacer creer que alguien siempre está en casa

La simulación de la presencia de una persona en la casa permite desanimar a los intrusos desde el principio; esto se debe a que los que cometen robos y hurtos viven del oportunismo, aprovechando los momentos en que la casa está deshabitada.

Sugerir que hay alguien en la casa es un remedio que ha demostrado su eficacia. Algunos sistemas de vigilancia están diseñados específicamente para trabajar de esta manera. Si una persona se acerca demasiado o intenta colarse en áreas privadas, como el jardín, por ejemplo, se encienden las luces y esto estimula la fuga.

Algunas recomendaciones para hacer creer que hay gente en casa pueden ser:

  • No dejar que el correo y los anuncios se acumulen en el agujero, tal vez haciendo que lo vacíe un vecino;
  • Establecer un sistema de luces interiores automáticas, preferiblemente alternadas para parecer más naturales y verdaderas;
  • Dejar la radio o la televisión conectada a un encendido automático por horas o con conexión al teléfono para que puedan ser vistas u oídas desde fuera.

No dejar que la gente sepa cuando se va de vacaciones

Otro consejo, en una forma en la que siempre se estará protegido, es ser prudente y no dar demasiadas indicaciones en las redes sociales sobre vacaciones o experiencias vividas lejos del hogar. Hoy en día, incluso los ladrones están en Instagram, Facebook, etc., pueden enterarse de la ausencia de los dueños de un apartamento para entrar sin ser molestados.

Tal vez actuando inicialmente para estudiar cuáles son las defensas de la casa contra los asaltantes. Junto con este consejo, es aconsejable sugerir que, dentro de una comunidad de vecinos, o casas individuales muy cercanas entre sí, se establezca una colaboración con los vecinos para protegerse mutuamente.

Contratar un seguro de hogar…

El último consejo es contratar un seguro adecuado y hacer una lista de los objetos personales y de alto valor. Es el último recurso para evitar sufrir las consecuencias de un robo, tratando de remediar el hecho delictivo sin cargar demasiado con los efectos negativos y es la única manera de obtener un reembolso económico después de haber sufrido un robo.

Además, en caso de robo, un registro de los objetos de valor con detalles y fotografías de lo que tenía puede ser útil a la policía para encontrar y recuperar los bienes robados. Si los bienes robados nunca se recuperan, las fotografías y los recibos pueden ayudar a probar a la compañía de seguros que los bienes estaban realmente en la posesión de los propietarios robados. De este modo, aunque no sea posible compensar totalmente la sensación de frustración que surge de los bienes robados, se puede al menos tener derecho a una compensación económica.

Ir arriba