5 sencillos consejos para ser un consumidor más consciente

Cada día que pasa, las personas estamos más concienciados de la importancia que tiene cuidar del planeta. Hoy en día, hay pequeños gestos que pueden ayudarnos a reducir el consumo del agua, de la electricidad o contaminar menos. Como son muchos los que aún no han dado el paso para cuidar el planeta, desde Leroy Merlin han compartido varios consejos para convertirse en un consumidor más consciente.

5 sencillos consejos para ser un consumidor más consciente 3

Revisa y actualiza los grifos de casa

Una buena forma de reducir el consumo de agua, es asegurarse de que ningún grifo gotea. Si reparamos todos, podríamos llegar a ahorrar cerca de 30 litros al día.

Otra opción para ahorrar, es la instalación de aireadores de caudal. Gracias a ellos, y casi sin esfuerzos, consumirás menos agua, a la vez que la sensación de cantidad es la misma.

Los residuos orgánicos también tienen su lugar

Si ya dominas la clasificación de residuos verde, azul y amarillo te preguntarás ¿Qué hago con los residuos orgánicos? En muchas ciudades ya han colocado unos contenedores marrones destinados a la recogida de restos de alimentos, servilletas o manteles de papel usados, restos de café, tapones de corcho natural, palillos, bolsitas de infusiones, restos de poda pequeña, flores… Estos restos se convierten en compost y pueden emplearse como abono o enmienda orgánica para cultivos y jardines o, incluso, generar energía.

Fuera bombillas tradicionales

Para ahorrar electricidad, lo primero que deberíamos hacer es revisar todas y cada una de las bombillas de nuestra casa, retirando las incandescentes o halógenas, y cambiarlas por LED. Este tipo de iluminación consumo entre un 80 y un 90% de energía, lo que al final del año se traduce en un gran ahorro eléctrico y para nuestros bolsillos.

La tecnología es tu mejor amiga

Programar y medir son claves para reducir el consumo de los sistemas de climatización y electrodomésticos.

Programar el encendido y apagado, además de ser un plus de comodidad para el hogar, te ayuda anticiparte y ahorrar, evitando, por ejemplo, los grandes saltos de temperatura, como cuando llegas a casa y pones el aire o la calefacción a tope. Si programas su encendido con antelación a una temperatura suave ahorrarás hasta un 25% sin perder confort. Muchos sistemas de aire acondicionado y calefacción ya incluyen esta funcionalidad.

Detecta los electrodomésticos que más gastan con un medidor, y aprovecha esa información para programar su encendido en las horas más baratas o, directamente, sustituirlo por otro de bajo consumo.

Cuida la temperatura en el interior

Protege tu hogar del frío y el calor del exterior. Quizás sea el momento de renovar las ventanas y sustituirlas por unas con mejor aislamiento, las oscilobatientes de PVC son las más eficientes. En invierno, coloca paneles reflectantes detrás de los radiadores para que el calor no se escape hacia afuera, y evita taparlos o poner encima ropa para secar.

Ir arriba