¿Sabes limpiar el oro? Puede que no tengas mucha información para limpiar el oro de joyas y complementos. Recuerda que este material es muy resistente al paso del tiempo. Normalmente, las piezas o joyas de oro, no se deslustran fácilmente. Pero si comprobarás que se ensucian debido a diferentes cosas. El polvo hace que se vea menos brillante. También pueden caer líquidos y crear manchas.Si tienes joyitas de oro, la grasa de la piel también lo mancha. Igualmente la colonia, perfumes o cremas y lociones, que te eches, pueden hacer que el oro se manche. Para disfrutar de este precioso material y evitar que empeore, visualmente, tu decoración o tus looks, aquí dejo algunos estupendos trucos de limpieza.

trucos para limpiar el oro
Fuente: Xuan Che
TRUCOS PARA LIMPIAR EL ORO
  1. Utilizar un detergente suave. Si vas a limpia joyas o pequeños complementos decorativos, introduce éstos en un recipiente o en el lavabo (procurando poner siempre la tapa) Seguidamente llena el recipiente con agua caliente. Ahora añade unas gotas de un detergente que sea suave y remueve la mezcla. Deja la pieza de oro en remojo, durante 15 minutos. Después usa un cepillo suave, para frotar la pieza. Elimina toda la suciedad y luego enjuaga. Por último seca con un paño suave.
  2. Limpieza con amoníaco. Este producto es fuerte, pero el oro lo aguanta muy bien siempre que no utilices este truco contínuamente. Es eficaz para eliminar toda la suciedad. Tienes que poner, en un recipiente, un litro de agua caliente y un par de gotas de amoníaco. Luego mezcla y sumege la pieza a limpiar. Deja en remojo durante 1 minutos y no más tiempo. Después enjuaga con agua y seca.
  3. Utilizar bicarbonato y jabón. En un recipiente añade un poco de bicabonate y jabón suave, luego remueve la mezcla y frota la pieza de oro con un trapo suave. Enjuaga con agua y listo para secar.
  4. Agua y jabón de sosa. Este jabón es estupendo para limpiar piezas de oro. Añade en un cazo un poco de agua y jabón de sosa y ponlo a hervir. En este momento sumerge el oro. Observa como la pieza se limpia, puedes remover un poco. Cuando veas que está limpio, saca y enjuaga con agua. Por último seca.
  5. Pasta de dientes. Utiliza un cepillo suave con pasta de dientes. Frota el oro con ganas y luego enjuaga con agua fría. Por último seca bien la pieza con un trapo suave.
También te puede interesar:  Cómo limpiar el hogar en 10 minutos