El centro de mesa más navideño… con manzanas.

Las frutas son un elemento navideño del que, con un poco de creatividad y esfuerzo, podemos extraer un gran juego decorativo. Como muestra esta idea, sencilla y de gran evocación: un centro de mesa con manzanas flotantes.

Habrás observado que las manzanas flotan en el agua. Un fenómeno del que podemos sacar un gran provecho para crear, haciendo de las frutas protagonistas e influyendo vida y color en nuestras mesas.

Todo lo que necesitas es:

  • Un recipiente, sin ninguna forma en especial ni elaborado en materiales específicos.
  • Las manzanas que floten sin apretujarse en el recipiente
  • Una vela de te por cada manzana

Elaborar el centro es muy sencillo. Lo ideal es llenar con agua hasta la mitad el recipiente, pues de esa manera el riesgo de volcadura o pérdida de las velas es menor. Coloca las manzanas y con un lápiz marca su línea de flotación. Usando un cuchillo corta la parte superior de la manzana por encima de la línea de flotación. Posa entonces las velitas de te en el hueco (si quieres puedes usar pegamento para fijarlas).

Entonces sólo resta colocarlas en el agua y encenderlas, y disfrutar de la luz su estas manzanas flotantes en tu mesa, rodeada por tus afectos.

Fuente | Glamnest

También te puede interesar:  Ideas para decorar tu oficina con color verde