El otro día hablábamos de las posibilidades que puede ofrecerte la pizarra a la hora de decorar, y veíamos el ejemplo de una cocina y las puertas de los muebles. Y la verdad es que me quedé pensando, porque la pizarra es un material con el que no se me había ocurrido contar para este tipo de cosas.

Y viendo cómo quedaba, pues sinceramente, me gustó. Por eso he estado buscando más ejemplos de decorar con pizarra y me he encontrado con esto, una idea realmente buena, ¿no? Desde luego, muy original.

Básicamente se trata de forrar en pizarra la pared en la que queda el cabecero de la cama en la habitación y dibujarle unas cortinas al estilo de un dosel, por ejemplo.

Se me ocurre que para dejarlo fijo, se puede aplicar algún tipo de barniz, aunque si lo que prefieres es poder borrar la pizarra y cambiar de cabecero (una idea estupenda para no aburrirte, no se me había ocurrido) siempre puedes dejarla así, aunque me imagino que habrá que retocarlo bastante.

¿Una buena idea?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  SMART-KID, cuna, cama, cajones y escritorio todo en uno