Si tienes una habitación bastante grande y te queda espacio en los pies de la cama para poner algo, hay muchas alternativas que te pueden encajar. Yo, por ejemplo, tengo un baúl en piel negra, que me viene de maravilla para meter dentro los bolsos.

Pero hay muchas más opciones. Por ejemplo, un sofá alargado, de la misma amchura que la cama (para esto tienes que tener bastante sitio, porque si no, ahogara mucho) puede darle un aire muy chic a la habitación.

Otra posibilidad es poner tan solo una alfombra, agobia menos y puede ser blanca de pelo, por ejemplo, muy acogedora.

Y si no, otra posibilidad es poner unas mesitas bajas y de un diseño original con algún libro o detalle para darle un estilo informal. ¿Qué idea te gusta más?

Fotos de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Consejos para decorar una habitación en marrón oscuro