Los diferentes acabados nos permiten darle a las paredes un estilo único. Dentro de la gran cantidad de opciones encontramos el acabado de mármol, una técnica que llevará algo de tiempo y conocer la técnica, pero los resultados son muy buenos. Es ideal para aplicarse en cuartos amplios, también se puede aplicar en los bordes de las chimeneas o en el piso (en este caso la superficie del suelo no debe tener junturas angostas, para evitar que el diseño luzca interrumpido).

Esta técnica, para realizarla correctamente, se deberá realizar en dos días (como mínimo). Dependiendo de la superficie donde se vaya a realizar se necesitara, además de los materiales que de describiremos a continuación, poliuretano para proteger la pintura.

Acabado de mármol
Fuente: Josean Prado

Materiales para realizar la técnica de acabado de mármol

Agua, rodillos, brochas, cubeta, guantes, cinta adhesiva, plato de cartón, esponja tipo marina, muestra de mármol, poliuretano, pintura para el veteado, cartulina para practicar, plumas largas o pinceles con cerdas largas, pintura base de tono claro, papel dropcloth (o periódicos), esponja y adelgazador de pinturas, pinturas de tres o cuatro tonos en latas de un cuarto de galón.

Antes de comenzar a trabajar deberás proteger las ventanas, pisos, muebles y molduras. Las vetas las realizarás ayudándote con una pluma. Además será necesario salpicar un poco la superficie para realizar el efecto de cristales de rosa. Se deberá a difuminar el barniz con la ayuda de la esponja. El barniz se mezclará con la pintura. Mientras realices la técnica deberás detenerte para mirar el trabajo en perspectiva y verificar que todo vaya bien. Es aconsejable usar una muestra o imagen de mármol como patrón. En primer lugar se tiene que colocar un color base y dejar secar muy bien.

También te puede interesar:  El mapa de tu vida para decorar una pared

Mediante el uso de una pluma larga o un pincel se realizarán las vetas como las del mármol. En esta técnica será necesario ser firme y prolijo, para así obtener un buen acabado, por esa razón se deberá retirar el exceso dando toques ligeros. Cuando se realizan las vetas se deberán difuminar con una brocha. Después se tendrá que aplicar el segundo tono.

Con la ayuda del salpicado y un tono más oscuro se pueden agregar cristales de roca pequeños, sin recargar mucho la superficie. Cuando estén secos los cristales y las vetas se tendrá que dar una capa de barniz.

Compartir
Artículo anteriorLlega la Navidad a Zara Home
Artículo siguienteLámparas navideñas de botellas recicladas
Mi nombre es Leticia del Pino. Soy Licenciada en Publicidad y trabajo como Editora de Contenido desde hace varios años. En este blog podrás encontrar mucha información acerca de cómo decorar correctamente las tus estancias. Verás como el desafío de obtener buenos resultados no es tan complicado como parece