A veces, una mesa de centro, supone un problema en cuanto a decoración, pues un mueble tan auxiliar como resulta este, parece no encontrar su decoración adecuada. No debes preocuparte, pues con un poco de imaginación, este asunto se resuelve en seguida.

Unas bonitas velas decorativas, son una solución. Si lo deseas, las puedes encender para dar un ambiente de iluminación o si no es así, simplemente pueden dar un toque de fragancia, pues las hay perfumadas. Ten cuidado con el tamaño, color y forma, este ha de ser adecuado al ambiente decorativo y complementarse adecuadamente al espacio.

Las plantas naturales, se ofrecen en variadas formas y son muy interesantes respecto a la decoración. Estas aportan elegancia y frescura al ambiente. Su forma de ser colocadas, es diversa, todo depende de tu gusto personal. Un consejo, es que no te sean complicadas de mover.

Accesorios como candelabros o floreros, juegan bien con sus materiales, pues los hay en cerámica, metal, cristal e incluso madera, todo depende de los muebles que hayan en el lugar.

Una simple bandeja con elementos funcionales como una tetera, tazas, un pequeño jarrón… dan un toque acogedor e invita a sentarse en forma de relax. Se pueden elegir con colores intensos o a juego con el sofá o sus cojines. Este tipo de decoración, ofrece un orden perfecto.

Si tienes esos posa-vasos o ceniceros que nunca utilizas, este es el momento de usarlos.

Cestos de frutas, son igualmente ideales si tu ambiente es campestre y fresco, estos dan un toque natural muy bonito, relajante y atractivo. Si las frutas son frescas, incluso aportarán fragancia al ambiente.

También te puede interesar:  Mesa con asientos orientales incorporados

Fuente: mi casa revista