El orden ofrece relax y nuestro lugar de trabajo, requiere esta sensación, para ello, existen accesorios que nos pueden ayudar a ello.

Los organizadores de escritorio mantienen el orden de la mesa de trabajo. Hay personas que les resulta algo superficial, sin embargo, son muy útiles y básicos tanto para hombres como para mujeres.

Este elemento crea el propio espacio a cada instrumento, algo que ofrece mayor comodidad en el momento de buscar algo que necesitemos como tarjetas, clips, etc. Los hay de muchas formas y materiales (metálicos, madera, plástico, cuero) todo depende del gusto personal. Esto es como un baúl pequeño en el que se puede encontrar cualquier cosa que te propongas.

Hay modelos muy sencillos, como los de una sola bandeja con sus departamentos correspondientes, incluso se pueden adherir a la mesa para una mayor seguridad, estos contienen lo básico: lápiz, clips, cinta adhesiva, post-it de cualquier tamaño y notas de urgencia. Al ser de un solo color, el colorido lo pones tú con los materiales.

Si tu gusto es más elegante, los hay más clásicos, por ejemplo, de madera. La distribución es más perfecta, puede llevar departamentos, pequeños cajones…

Si eres una persona más retro e imaginativa, los hay a modo de figuras, una muy graciosa es los muñequitos sentados en cualquier lugar, por ejemplo en un retrete. En el depósito se ponen los lápices y bolígrafos, en las manos del personaje la cinta adhesiva (a modo de papel de baño) y el cortador a sus pies, en la boca, el lápiz que estés usando en ese momento… el muñeco también se levanta a modo de bote para insertar clips, chinchetas… ¡es muy divertido!

También te puede interesar:  Una buena idea: un zapatero a medida

Fuente: opendeco