decorar_con_rayas

No todo mundo se siente inclinado a decorar con rayas, pensando que es un estilo un tanto arriesgado, y hasta cierto punto tienen razón porque sino funcionan dentro de la decoración, lejos de verse atractivas serán realmente un problema que costará solucionar. Por eso, hay que elegirlas bien y conocer sus cualidades. Las rayas decoran con alegría cualquier ambiente, dependiendo del color se convierten en una forma fácil de “avivar” un dormitorio, un salón.

Hay toda una variedad de papel para decorar con estampado en rayas, en variados colores y grosor de las rayas. El color es importante por cuanto mejor combine éste con el resto del ambiente como muebles y ornamentos mejor se verá el salón, los grandes contrastes entre una decoración a rayas de las paredes y el resto puede resultar en un efecto muy moderno y atractivo. Las rayas muy delgadas tienden  a dar la sensación de un espacio más estrecho por lo que hay que obviarlas si se busca lo contrario.

Y como lo que queremos es que visualmente se vea una habitación más amplia decorando con rayas, debemos elegir colores que contribuyan a ese efecto, como unas bonitas rayas combinadas entre el azul y el blanco, después de todo el blanco es el color con mejor efecto sobre la decoración, ya que ilumina y amplia todos los ambientes donde se use. Se deben reservar los colores intensos para las áreas más concurridas como el salón, pasillos o cocinas, y los colores en tonos pastel para los dormitorios, bibliotecas, salas familiares.

Como hemos dicho, entre más anchas las rayas y sobre un fondo blanco, resultan ideales para decorar un ambiente pequeño con rayas, porque lo hará lucir visualmente más amplio y se tornará más acogedor. Hay que aprovechar al máximo esta cualidad de las rayas como una opción para aplicar a las habitaciones pequeñas del hogar.

También te puede interesar:  Decoración de dormitorio con Muebleidea