Si esta evaluando la posibilidad de aislar tu casa contra los ruidos te contaremos algunos de los materiales que puedes tener en cuenta para obtener un buen resultado. En ocasiones cuando tu hogar o tu sitio de trabajo está en un lugar rodeado de ruido constante es necesario tomar alguna medida, así se sentirá que se vuelve a tener privacidad y tranquilidad. Si el ruido te molesta a la hora de dormir, leer, estudiar, trabajar podrá cambiar tu estado de ánimo, además de afectar tu eficiencia.

El exceso de ruido se denomina contaminación acústica. Es el excesivo ruido que moleta e interviene en las actividades humanas, industriales, de transporte. La idea de ‘contaminante’ se vincula con la idea de las consecuencias que tienen el fuerte ruido, un sonido que resulte molesto puede llegar a generar efectos fisiológicos y psicológicos, algunos de ellos muy graves.

Aislamiento acústico
Fuente: JProgr

Cundo una persona se encuentra continuamente expuesta a un ruido molesto puede terminar con su capacidad auditiva afectada. En países como España se estableció que el nivel de confort acústico se encuentra en los 55 dBa, si se supera este nivel empieza a generarse problemas con el descanso. Afortunadamente en la actualidad existen varios materiales que permiten un aislamiento acústico de las paredes. Hablaremos de ellos.

Fibra de vidrio como aislante acústico

Uno de los materiales más usados para la aislación acústica es la fibra de vidrio. Se trata de un producto mineral que tiene una estructura porosa, lo que genera que tenga aire en su interior. Además de ser un buen aislante acústico es un excelente aislante térmico. Normalmente se usa en las paredes, pero además se puede emplear en los techos, buhardillas, muros. Para ser usados específicamente en paredes se comercializan paneles de papel Kraft. La fibra de vidrio tiene la ventaja de ser fácil de colocar y soporta las altas temperaturas y los grandes cambios climáticos.

También te puede interesar:  Aislamiento acústico, cómo obtener ambientes tranquilos