Aislar tu buhardilla y gana un nuevo espacio en tu casa

Existen diferentes maneras en que puedes aislar tu buhardilla de manera efectiva y así conseguir un espacio extra dentro de tu vivienda. Para ellos necesitarás algunas herramientas como regla, serrucho, taladro, metro, martillo, guantes, mascarilla, grapadora, cinta adhesiva, además de algunas tablas de madera.

Antes de comenzar a trabajar deberás analizar las características y la forma de tu buhardilla. Para eso deberás pensar en el uso que le diste hasta ahora y que uso le darás, tendrás que pensar en el clima de la zona. Cada tipo de aislante tiene un coeficiente de aislamiento térmico que se basa en su composición y otro que es en función de su densidad.

Aislar tu buhardilla
Fuente: Rafael Neville

Además deberás pensar en el soporte. El aislante y la técnica que usaremos para colocarlo dependerá del grosor, separación y la alineación de las vigas o cabrios de la armadura del tejado.

El objetivo será el de aprovechar al máximo el espacio que tengas disponible, así conseguirás tener un espacio extra para tu familia.

Cuando vayas a realizar una reforma deberás saber que el aislamiento se coloca de manera tradicional, colocándolo debajo de los faldones de la armadura que forma el tejado.

En la actualidad existen diferentes productos de aislantes que son muy eficaces para el aislamiento de los tejados, los cuales se llegan a adaptar a todas las necesidades. Es necesario que verifiques el estado del armazón del tejado ya que cuando se coloque el aislante ya no tendrás esta parte accesible.

Al colocar el material aislante será necesario dejar una cámara de aire entre la cobertura y el aislante para evitar que la estructura se deteriore y pudra perjudicando las tejas. Los expertos consideran que deberán dejarse unos 4 centímetros entre las tejas y el aislante.

También te puede interesar:  Árbol de Navidad colgante

Si quieres conseguir un aislante óptimo tendrás que distribuir orificios para la ventilación por la armadura del tejado.