AkzoNobel desarrolla un revestimiento para hacer frente al calor y mejorar el ahorro energético

AkzoNobel acaba de presentar su gama de pintura bajo la tecnología Weathershiel KeepCool. Se trata de una pintura que logra reducir la absorción del calor y disminuir el consumo de energía en los hogares y edificios. Para ello, esta pintura hace uso de pigmentos especiales para reflejar el calor infrarrojo y mantener las paredes exteriores 5ºC más frescas.

En la actualidad, muchas de las ciudades del mundo no sólo tienen que hacer frente a las sofocantes temperaturas del verano, sino que también tienen que soportar los efectos “isla” de calor urbana y -en varias regiones- el creciente impacto del calentamiento global. Para muchas viviendas y edificios, la respuesta es el aire acondicionado, pero éste requiere cantidades importantes de energía. En Europa, la calefacción y la refrigeración de los edificios y la industria representan la mitad del consumo energético, lo que lo convierte en el mayor sector de uso final de la energía, por delante del transporte y la electricidad.

La eficiencia energética de los edificios se ha convertido hoy en día en una prioridad y, con el objetivo de contribuir al empleo de los recursos disponibles de una manera más sostenible, AkzoNobel presenta una de sus soluciones en revestimientos, la gama Weathershield KeepCool. Cuando se aplica a la fachada exterior de una casa o edificio, la pintura puede ayudar a reflejar el calor infrarrojo, reduciendo a su vez la cantidad de calor que se transfiere a los espacios interiores. Esto significa que los interiores se mantienen más frescos y se requiere menos energía. 

Las pruebas realizadas por una consultora independiente han demostrado que el ahorro energético derivado de la reducción de la temperatura de la superficie exterior en 5 °C puede ser de hasta un 10% anual para un edificio típico de 15 plantas y de un 15% anual para una casa media.

La innovadora tecnología que constituye el núcleo de la gama KeepCool va acorde a la filosofía People. Planet. Paint. de la compañía, para seguir desarrollando más soluciones eco-premium que ofrezcan beneficios de sostenibilidad a los clientes y al medio ambiente. Pero las ventajas del producto van mucho más allá del exterior de un edificio. Destacan el compromiso de AkzoNobel de hacer más con menos y subrayan cómo las soluciones sostenibles pueden ayudar a las ciudades del mundo a afrontar los retos actuales y futuros del siglo XXI.

Integrado en su programa People.Planet.Paint. AkzoNobel trabaja con toda su cartera de proveedores en un esfuerzo colectivo por reducir la huella de carbono y hacer frente al cambio climático. La compañía ha establecido objetivos de sostenibilidad, basados en la ciencia, para tratar de reducir a la mitad sus emisiones de CO2 en toda la cadena de valor para 2030. 

Ir arriba