Las alfombras son unos elementos básicos en nuestra casa, tanto decorativo como para proteger nuestros pies del frío del suelo en invierno. Hoy os vamos a enseñar unos diseños muy originales que pueden dar a tu casa un toque muy elegante. Y además, se sale de la norma de la típica alfombra textil. Y es que este modelo imita de una manera muy realista, un suelo de piedras naturales.

La verdad es que es muy original y nos recuerda a esos lechos de cantos rodados que podemos ver junto a los ríos. Y aunque al principio parezca incómoda, esta alfombra tiene truco. Y es que lejos de parecer fría e incómoda, es un modelo muy, muy cálido. Tan cálido como que están fabricadas con lana. ¿No te parece increíble?

La ha diseñado Ksenia Movafagh, del estudio 2Form Design, y es ideal para habitaciones con los suelos de madera, ya que lograrás una combinación ideal. Y su tamaño también es bastante grande: 175×250 centímetros, con lo que podrás colocarla sin miedo a que quede pequeña en tu casa.

Si quieres ir más allá en tu originalidad puedes utilizar alfombras de piedras verdaderas. Eso sí, cuidado con andar descalzo por la noche, porque podrías darte ese típico golpe en el dedo chico y… no te aseguramos que no veas las estrellas. También se me ocurre, aunque no sé si será efectivo, que puedes usarla como accesorio para la reflexoterapia caminando sobre ella.

Sea como sea, la verdad es que es un diseño muy divertido que puede quedar bien en el interior de una casa moderna.

También te puede interesar:  Decorar la pared del dormitorio con cuadros