Si somos amantes de las alfombras, estas pueden ejercer un papel muy importante en cualquier decoración de las diferentes zonas de tu hogar.

Los estampados, juegan mucho con el ambiente, por ejemplo, flores y símbolos, serían ideales para apartamentos de chicas solteras. Su lugar de colocación, muy variado, bajo la mesa baja del salón, bajo los taburetes de la cocina, etc.

En las casas de un solo color, por ejemplo, muebles, paredes, carpintería… todo en color blanco, una alfombra con colorido, ejerce un papel de viveza. Si la colocamos en el pasillo, será un acabado perfecto que romperá el contraste y será muy útil para la entrada de cualquiera que necesite limpiarse los zapatos antes de entrar en casa.

Una alfombra genial, es aprovecharla para la comodidad de los niños en sus habitaciones. Hay alfombras que llevan incorporados los cojines y que forman cualquier figura de diseño, por ejemplo,  una casita con sus respectivos arbolitos que sirven de asiento para los niños, una buena forma para que cuando realicen sus actividades, estén mucho más cómodos que en el suelo.

Las alfombras pequeñas, se suelen utilizar para las reducidas mesas de trabajo, por ejemplo, debajo de la silla del ordenador. Si esta alfombra es colorida y alegre, el lugar de trabajo resultará más divertido y funcional.

Un consejo es que la alfombra siempre rompa un poco la decoración, pues se vuelve un poco rutinario, cuando llevan los mismos colores del lugar donde se sitúan. En esta ocasión, todo depende del gusto personal.

También te puede interesar:  Land Peel, alfombra transformable de Shin Yamashita

Fuente: estilo ambientación