lfombra

La habitación de dormitorio es uno de los espacios de la casa que es más importante que tengas a tu gusto. ¿La razón? Se trata de un espacio en el que se pasa mucho tiempo, y momentos de lo más íntimos.

Por eso, si una cosa es fundamental es que te sientas a gusto y que toda la decoración te haga sentir genial. Una de las ideas que mejor encajan en este tipo de propuestas y que además, quedan muy bien, es colocar una alfombra alrededor de la cama, que asome tanto por delante como a los lados.

Al ser una alfombra que se va a ver bastante, lo ideal es que sea de un color que encaje con el conjunto de la habitación. De esta manera, quedará bien integrada en la estancia. Eso sí, otra de las opciones que también puede funcionar muy bien es elegir la alfombra en un color que suponga un contraste total con el resto de la habitación. Se trata de una manera de darle protagonismo a la alfombra y que es también un acierto.

Por cierto, al ver la foto me he dado cuenta de un detalle muy original: ¿te has fijado en que el cabecero y la base de la cama están los dos forrados en tela? La verdad es que la idea es muy original, ¿no te parece?

Puede ser una idea perfecta para poner en tu casa y decorar con un toque muy a la última, ¿no crees? Además, puedes elegir el tipo de tela que más te guste para darle un toque moderno o clásico a la habitación, con el estampado que prefieras.

También te puede interesar:  Decoración de interiores por Lisa Cohen

Foto de Apartment Therapy