Ambiente distinto con veladuras

 

La veladura aplicada sobre una pared de nuestro salón, o en las columnas de pasillo, da un toque distinguido y, dependiendo del color, un ambiente más alegre y luminoso, o más elegante si tenemos la mano para que denote una decoración similar al mármol natural. Lo ideal es trabajar la veladura sobre una superficie lisa, pero también se puede decorar una pared con gotelé, aunque de esta última manera le daremos a la estancia un aspecto más rústico.

Se pueden usar diversos materiales. La pintura plástica se puede combinar perfectamente. Se pinta una mano de un color a nuestro gusto y, una vez seca, se prepara un color distinto que aplicaremos sobre el anterior a brochazos irregulares, entrecruzados y algunos separados entre si, para darle un aspecto marmóreo. Si queremos un toque más uniforme, con una esponja natural daremos golpecitos suaves expandiendo la pintura ordenadamente por toda la pared. Recordad que el color aplicado con brocha o esponja, debe tener bastante transparencia, para que el efecto luminoso sea exquisito. Con la pintura plástica se consigue añadiendo un poquito de agua, pero no demasiada para que no gotee al aplicarla tanto a brocha como con la esponja. Otro material es el gel. Hacemos lo mismo: pintamos un fondo con pintura plástica a nuestro gusto y esperamos a que seque. Luego elegimos un gel que combine y que sea más subido de color que el fondo. Añadid un poco de agua también y recordad: cuanta más agua, más transparente y más riesgo de que gotee al aplicar.

Por último, la cera. Suele venderse en preparados con las combinaciones ya probadas y que se pueden consultar en catálogos de fotografías, en tiendas de pinturas o áreas de bricolaje en grandes comercios. Para un aspecto rústico la cera es perfecta.

También te puede interesar:  Decoración de paredes muy artísticas

Un último consejo: al combinar, se puede poner un fondo oscuro y la veladura más clara, pero también al contrario, dependiendo de la luz que vaya dirigida a la pared. A mi personalmente me gusta un fondo claro y brochazos más oscuros, pero antes de decidiros probad en algún rincón. Siempre se puede “borrar” la muestra con el mismo fondo que usaréis para la decisión definitiva.

 

Toni Ferrando.