Añade objetos con estilo a tus paredes

Cuando no sabemos qué decoración combina mejor en nuestro espacio, o nos cansamos de lo típico: cuadros, estantes, etc., no tenemos porqué conformarnos y si darle alas a nuestra imaginación. Seguramente por la casa guardamos objetos muy queridos y los tenemos allí escondidos a pesar de que los consideramos bellos y atractivos sentimentalmente. Pues hay que atreverse y devolverles la utilidad que merecen.

Podemos usarlos para integrar en la pared todos estos objetos que nos gustan. Se pueden simplemente colgar, como si de una exposición se tratara o incluso enmarcar como si fuesen cuadros en 3D. Una colección de cámaras, como en la imagen, o de pipas, recuerdos (souvenires) de viajes, o más vanguardista, con objetos inservibles pero que juntos forman una bonita exposición, como pueden ser hojas de periódico, latas de refrescos, fotos viejas, carteles variados, todo revuelto pero con gracia para que resulte algo moderno y atractivo.

 Hace algún tiempo me llamó la atención la decoración en un disco pub de mi población. Estaba dedicada al mundo del cine y por todo el ambiente te podías tropezar con algún objeto que evocaba alguna escena de una película mítica. En una de las paredes se podía ver un vehículo de tamaño real partido por la mitad, que parecía estar saliendo traspasando la pared. Esa imagen la trasladé a mi estudio y realicé una prueba muy satisfactoria. Claro, ahí debe entrar vuestra imaginación: de objetos ya descartados, los podéis partir por la mitad y colgarlos en la pared, hasta conformar una colección impactante de objetos que parece que se lo haya tragado o renazcan penetrando por vuestra pared, y la otra mitad, la insertáis en la habitación lindante.

También te puede interesar:  Casas con pocos metros

La idea de colocar bolsillos en las paredes es también muy interesante. Integrar materiales textiles, sintéticos o de papelería siempre le da un toque muy cálido a los ambientes, haciendo de tu hogar algo más acogedor y simpático.

Toni Ferrando.