No debes tenerle miedo a los alegres colores, hoy te daremos algunas ideas para que puedas decorar con color las diferentes estancias.

Hay que animarse a los colores

Decorar con color
Fuente: Charly Amato

Si bien son las opciones más usadas y siempre quedan bien debemos evitar caer siempre en la monotonía del blanco y del negro. Los colores están de moda, existe una gran amplitud que nos pueden trasmitir diferentes sensaciones, desde la mayor serenidad y tranquilidad hasta la mayor vitalidad, usando los colores más fuertes, como el rojo.

Esto ayuda a que los ambientes se transformen en sitios llenos de vibraciones y energía, además de las paredes de colores podemos animarnos a usar accesorios coloridos. En estos tonos podemos colocar algunos cojines, almohadones o alguna otra cosa que brinde un toque personal.

Uso de las cortinas

Decorar con color
Fuente: La dama decoracion

Si vas a colocar mucho color en las paredes de las habitaciones te aconsejamos que las cortinas sean más sencillas, así cumplirán su función sin destacarse demasiado, evitando que el ambiente luzca muy cargado. Podrás usar tonos similares a los de las paredes usando un patrón de rayas. En este caso podrás jugar un poco con las distintas texturas.

Si elegiste el color blanco como protagonista de las habitaciones y los colores los colocarás en los complementos podrás obtener un ambiente cuya vista sea más amplia. Recuerda colocar un detalle decorativo que sea el protagonista y otros de menor importancia que acompañen.

También te puede interesar:  SitTable, una mesa con sillas incorporadas muy moderna

Cómo iluminar cuando el amarillo es protagonista

Decorar con color
Fuente: La Dama decoracion

En el caso de que hayas elegido el color amarillo como protagonista de la habitación tendrás que tener en cuenta algunos parámetros. En primer lugar deberás pensar que este color es el que irradia felicidad y alegría. Existe una gran gama de tonos, desde el amarillo intenso hasta el maíz opaco. Al tener una variedad tan grande podrás lograr combinaciones diferentes, ideales para cada uno de los rincones de la casa, y así lograr una ambiente iluminado sin dejar de ser acogedor.

Una buena alternativa es usar el amarillo para brindarle alegría en los lugares más ocultos y oscuros. Otra de las ventajas de este color es que ayudará a que los ambientes luzcan más amplios y ordenados, al fusionarlo con otro tono se conseguirá un buen estilo, con un toque de delicadeza.

Una de las estancias en donde podrás usar el amarillo es en el salón, podrás usar este color para los sillones y para los muebles, como una mesa del centro, si quieres dar la sensación de un estilo más elegante y refinado coloca algunos detalles como cuadros, floreros, lámparas y otros colores más oscuros, especialmente el negro, que le darán distinción al ambiente, además de ser un tono que queda muy bien con el amarillo.

Otro ambiente en el cual podrás usar el tono amarillo con mucho éxito es en la cocina, este tipo de color te incita a comer y te brindará mucha alegría, así que debes animarte a pintar las paredes de este color, lo mismo que muebles como el refrigerador y la mesa. Puedes combinarlos con otros tonos como el crema o la mostaza.

También te puede interesar:  Elegir el color adecuado para pintar paredes (I) – Colores activos

En las habitaciones también podrás usar el amarillo, dándole algunos detalles al ropero, la mesa de noche, un librero. Si quieres conseguir una ambientación cálida podrás elegir las cortinas, acompañándolo con algunos detalles anaranjados. Si tienes el lugar y la posibilidad nada mejor que usar una alfombra en el centro de mimbre para poner la frutilla de la torta. En este caso, como en todos los casos donde la planifiques la decoración de una vivienda, lo principal es darle rienda suelta a tu imaginación y a tu creatividad.

Cómo elegir el tono de las paredes

Dentro de las últimas tendencias que se ven es pintar las paredes de forma más original, con colores mucho más osados. En los últimos tiempos las clásicas paredes blancas y cremas dieron paso a los colores alegres y llamativos.

Una buena manera de conseguir tu propio estilo es generando un alto contraste. En estos casos deberás tener una pared en color fuerte, que contraste con las demás paredes. Así podrás conseguir una buena personalidad a tu espacio. Además podrás reforzar una zona en especial de la casa. Si se usa en la pared que está más alejada y de forma frontal a la puerta de entrada del ambiente conseguirás una mayor sensación de profundidad.

Los tonos cálidos, como los anaranjados y el rojo, te brindarán algunas sensaciones como alegría. Cabe destacar que no es un tono muy apropiado para todas las habitaciones de tu casa, pueden ser una buena opción para los dormitorios de los menores, ya que le darán un aspecto más juvenil

Lo ideal es evitar la monotonía de usar sólo un color, si quieres puedes dividir la pared en dos secciones o pintar en dos tonalidades dentro del mismo color o en dos colores que sean fácilmente combinables y de contraste medio.