Una original manera de decorar tus paredes es mediante las obras creadas por tu familia, además de permitirnos sentirnos orgullosos de sus logros y creaciones. En este artículo te daremos algunas pautas para que, mediante su exhibición, luzcan más atractivas que nunca.

Es normal que ante la necesidad de decorar las paredes de nuestras viviendas colguemos cuadros o pinturas que conseguimos en las tiendas especializadas, colocamos obras artísticas que ya están enmarcadas.

Obras creadas por tu familia
Fuente: Dani Sarda

Seguramente con una buena obra de arte comprada no nos equivocaremos, pero también es cierto que si elegimos por una que haya creado alguien querido será mucho más gratificante y una manera de darle un toque personal a la estancia.

Los cuadros que se venden enmarcados pueden quedar a la perfección pero seguramente en alguna oportunidad podremos encontrar el mismo modelo en alguna casa de amigos o familia. Para tener un ambiente totalmente personalizado nada mejor que realizar un bonito cuadro nosotros mismos o colgar uno creado por un familiar cercano.

Para poder crear un cuadro no será necesario conocer a la perfección todas las técnicas de pintura. No importa si no se tiene experiencia en relación a las obras de arte. Existe la posibilidad de buscar diferentes tipos de arte que decorarán las paredes. Pensemos que el significado de arte es muy amplio y todo dependerá del punto de vista con el que lo miremos.

Con una lámina tendremos la posibilidad de volcar todas nuestras inquietudes artísticas Podemos basarnos en una ilustración, una pintura abstracta con miles de colores e incluso algún texto escrito por nosotros mismos. Si tenemos práctica en realizar formas con cuerdas o con otros elementos podemos buscar una forma creativa de crear un cuadro que adornará nuestros ambientes. Cuando ya tengamos lista la pieza a colgar solo quedará ponerle un marco y buscarle un sitio especial.

También te puede interesar:  Puertas de entrada de colores