Llega el otoño y los pañuelos y foulards están muy de moda. Seguro que ya te has hecho con unos cuantos pañuelos y claro, ahora llega una duda: ¿dónde guardarlos?

Si detrás de la puerta es tu sitio ideal, y tienes tus pañuelos algo desordenados y demás, a lo mejor esta idea para darle un cambio te gusta. Simplemente con una pequeña modificación, el resultado puede ser totalmente diferente, ¡a ver qué te parece! Lo cierto es que a mí me ha parecido una idea realmente estupenda, y la cosa, sinceramente, cambia bastante.

¿No te gusta más así?

Y con la puerta abierta, siguen sin verse las bufandas y pañuelos, aunque claro, están mucho más ordenadas.

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Pequeños jarrones con curiosas formas