No es la primera vez que hacemos un “antes y después” o lo que es lo mismo, enseñar las fotos de una habitación “antes” y “después” de darle un cambio radical. Y este es un ejemplo realmente llamativo, ya que la diferencia es como de la noche al día, hay que reconocerlo.

Se trata de una cocina, y al principio, el color de las paredes era agobiante, el suelo y la poca luz hacían que pareciera una cocina oscura y poco agradable… Y eso que estaba vacía.

Pero fíjate bien en lo que puede hacer una mano de pintura en un color claro y unos muebles bien elegidos.

La cocina ha ganado en luz y hasta parece un poco más grande. Por cierto, todo un acierto cambiar la lámpara… :-)

Fotos de Re nest

También te puede interesar:  Lo último en encimeras de cocina