Actualmente en el mercado de la decoración, existen innumerables opciones de elementos para decorar el cuarto de los niños.

Entre los más vistosos y destacados, se ubican unos imponentes apliques de madera, los cuales proponen desde letras (ideales para formar el nombre del niño, hasta figuras de animales, flores, estrellas y corazones.

Una idea muy linda, es pintar las paredes de un color determinado y, sobre ellas, aplicar las letras o formas de madera.

Algunas ideas:

Pintar la pared de un color fucsia profundo, dejando el techo y los vistos de la misma, en blanco. Luego, seleccionar los apliques en madera que se deseen y pintarlos en el mismo color blanco que el techo. Si se elijen letras, formar el nombre del bebé y colocarlo sobre su cuna. Si se elijen figuras, aplicar dispersas en la pared.

Sobre una pared azul marino, se pueden aplicar letras o formas el color verde manzana o verde en tonos claros. Si se desea aportar un estilo marino, se pueden elegir aplicaciones de tipo acuático: estrellas de mar, caracolas, peces, etc.

Sobre una pared color verde claro, se pueden aplicar estas propuestas de decoración en tonos lilas claros, rosas o celestes, dependiendo del sexo del bebé.

Estas propuestas son sumamente interesantes, para aquellos espacios amplios, donde lo que abunda es pared. Igualmente, son sumamente recomendables, cuando se desea personalizar el espacio del cuarto, a través de la aplicación del nombre del niño o de cada uno de los niños, en caso de ser un cuarto compartido.

Fuente: blogi casa

También te puede interesar:  Asientos excesivamente exclusivos nº 8