Antes de la invención de la electricidad, una vela se incorporaba al aplique para iluminar una casa. Sin embargo, hoy en día, se utilizan los apliques en todos los espacios del hogar, incluso al aire libre. En el exterior, los apliques de pared son una gran manera de acentuar el espacio al aire libre de una casa.

Hay una pequeña diferencia entre el exterior y el interior en los apliques de pared. Los exteriores son, por lo general, todos sellados, con el fin de protegerlos de los elementos del medio ambiente (aire, lluvia, viento…). Sin embargo, tiene la misma función que gran parte de los accesorios de iluminación del interior.

La versatilidad de todos los estilos y acabados de los apliques de la pared, es una cosa que también hace una gran iluminación en su elección. Su variedad abarca desde elegantes diseños tradicionales, a diseños de estilos modernos. Pueden ser hechos de materiales metálicos como: cobre, hierro forjado, vidrio, cerámica y vidrio Tiffany.

Por lo tanto, cuando se trata de apliques de pared, no importa el presupuesto o el estilo que estás buscando, ya que pueden ser una gran opción y ser asequibles.

Fuente: lumaio

También te puede interesar:  Guirnaldas de inspiración natural