Una de las cosas que me ha gustado desde siempre son las casas con buhardilla. La verdad es que se trata de una habitación como separada de la casa, en la que se pueden hacer cosas muy originales.

Por ejemplo, es el lugar perfecto para poner la habitación, si quieres algo íntimo y muy romántico, pero sin duda, una de las mejores propuestas para utilizar una buhardilla y sacarle el máximo provecho posible es convertirla en una biblioteca o una habitación para leer. Además, hay muchas ideas estupendas para aprovechar al máximo el espacio…

Y si no, no tienes más que fijarte en esta estupenda propuesta que puedes ver en la foto, ¿qué te parece? Se trata de aprovechar al máximo el espacio de una de las paredes, convirtiéndolo en una biblioteca, de arriba abajo. Sin duda, la iniciativa es de lo más original y puede ser una manera estupenda de cubrir las paredes (hay que tener en cuenta que solo quedan libres dos de las paredes de la estancia, ya que las otras dos forman los laterales del tejado).

Para que quede bien, lo mejor es hacer una serie de estanterías que llenen toda la pared, y sin duda, puede ser una opción estupenda para decorar con estilo y sobre todo, mucha personalidad. Eso sí, conviene pintar las paredes-techo restantes de blanco y dejar que entre bastante luz en la estancia, porque si no, al haber tantos libros, el resultado puede acabar siendo un tanto agobiante.

¿No te parece una idea de lo más original? Después, solo tienes que buscar unos muebles acogedores, un buen sillón, una lámpara de lectura… ¡y ya tienes un espacio muy personal para disfrutar de tus ratos de lectura, de escuchar música o de lo que prefieras…

También te puede interesar:  Buhardillas: mil posibilidades

Foto de Crush Cul de Sac