¿Tienes estanterías en tu cocina, en el baño o en tu oficina? ¿El espacio se te queda pequeño y necesitas más espacio para organizar tus cosas? Entonces, merece la pena que eches un vistazo alrededor y empieces a pensar ideas originales y diferentes para aprovechar el espacio. Entre ellas, una que acabo de descubrir y que me ha parecido todo un acierto.

La idea es la siguiente: colocar debajo de la estantería, colgando, botecitos (depende de para qué los quieras, podrás elegir el tamaño y la forma de los frasquitos) para meter dentro las cosas que necesites y para tenerlas siempre a mano. Si te fijas en la imagen, posiblemente te parecerá que se trata de un sistema con imanes o algo por el estilo, pero no tiene nada que ver con eso. De hecho, sea cual sea tu estantería, es posible colocar este tipo de botes.

¿Sabes cómo hacerlo? En primer lugar, haz agujeros en la estantería, teniendo en cuenta la distancia a la que quieres que estén los botes.

Después tienes que hacer también agujeros en los tapes de los frascos que vas a colocar en las estanterías, teniendo muy cerca los tornillos que vas a utilizar para asegurar las tapas a la estantería.

Después, lo único que tienes que hacer es atornillarlo de manera que quede bien seguro.

Eso sí,lo que tienes que tener en cuenta es que no hay que abusar del peso que vas a colocar, sobre todo dependiendo del tamaño de los botecitos que vas a utilizar. Cuando necesites algo, solamente tienes que desenroscar el bote y coger lo que te haga falta. Así, no ocupa espacio en la mesa, ni necesitas colocar más estanterías, ya que puedes aprovechar un espacio que normalmente se pierde y no se suele utilizar.

También te puede interesar:  Originales chimeneas

¿Te animas a probar?

Vía| Tip Junkie