Puede que en tu casa tengas un armario empotrado, o un hueco destinado para colocarlo, pero que no tengas la intención de utilizarlo como tal. En ese caso, hay muchas ideas originales que puedes poner en práctica, como esta que hemos descubierto y que puede ser una alternativa muy interesante para crear un espacio único y personal.

La verdad es que son muchas las posibilidades que ofrece el hueco de un armario empotrado para hacer algo original y diferente, como la propuesta de la que te hablamos hoy. La idea es convertir el hueco del armario es un lugar pensado para los más pequeños de la casa, un rincón de lectura muy especial, en el que puedan disfrutar de un rincón para ellos, en el que puedan leer cuentos, echar una siesta…

Puedes forrar la pared con madera en color blanco y colocar en uno de los laterales unas baldas o estanterías, para ir colocando todos los libros más utilizados por los niños. Después, la parte baja debería ser un banco, con un cojín cómodo en la parte superior, que sea agradable y cómodo. Además, hay muchas alternativas de lo más originales a la hora de completar la decoración de este original rincón. Por ejemplo, puede quedar muy bien colocar unas letras en la parte superior, con el nombre del niño, una lámpara original…

Sin duda, es una propuesta original que puede aportar un toque muy original y novedoso a tu casa. ¡Y seguro que a los niños les encanta!

También te puede interesar:  ¿Dónde guardas tú las revistas?

Foto de Apartment Therapy