pino natural

Armar el árbol navideño es una gran tradición en muchas familias. En muchos lados es común optar por uno natural, con todas las ventajas y desventajas que esto implica; pero en otra gran cantidad de lugares se deciden por uno artificial.

Es por esto que es importante conocer las características de cada tipo de árbol, para así optar por el más conveniente.

Aquí comenzaremos con un árbol de Navidad natural, analizando sus pros y sus contras:

Se trata de la opción más interesante para quienes buscan cuidar el medio ambiente, ya que, por ser natural, es biodegradable.

Además, no sólo absorbe el dióxido de carbono, sino que también libera oxígeno fresco a todo el ambiente.

A la hora de escogerlo podemos optar por el tamaño que más nos agrade, ya que se encuentra disponible en infinidad de tamaños.

Este tipo de árbol es capaz de perfumar nuestra casa con un riquísimo aroma a pino, el cual nos ambientará aún más en estas fiestas.

Por otro lado, como una desventaja cabe destacar que utilizar pinos naturales contribuye enormemente con la tala de árboles.

El único color por el que podemos optar es el verde, ya que al ser natural no se encuentra disponible en otras variedades.

Además se trata de una opción algo sucia, ya que con el paso del tiempo, sus ramas comienzan a caerse, ensuciando la superficie que lo rodea con gran frecuencia.

Por último, este tipo de árbol suele ser más costoso, ya que cada año debemos contar con uno nuevo, al no poder exponerlos durante períodos prolongados.

También te puede interesar:  Macetas de diseño abstracto para tu hogar