Recordemos que el Feng Shui es una técnica oriental que se usa en las decoraciones de interiores con el objetivo de crear espacios con mayor armonía. Sus conceptos también pueden ser usados en la época de Navidad ayudando que los elementos cuenten con un mejor equilibrio en todos los espacios.

Entre los elementos que deben tener una ubicación especial encontramos los árboles de Navidad, según la teoría del Feng Shui cuando se acerca la Navidad empezamos a planificar los espacios de la decoración, tendremos que tener en cuenta sus principios para evitar que la decoración desarmonice en los espacios.

Árboles de navidad
Fuente: Hellebardlus

Si bien no parece fácil de creer en ocasiones la decoración de Navidad genera desequilibrios en los ambientes dando una decoración demasiado cargada y desordenada. Uno de los puntos fundamentales que se tienen que tener en cuenta es el lugar que ocupará el árbol de Navidad, ya que, sin lugar a dudas, es el protagonista de la decoración.

La ubicación de los árboles de Navidad está determinada por el Pakua, un diagrama octogonal que incluye ocho símbolos, cada uno de ellos representativo de una suerte en un área diferente. Según la esquina de la estancia en donde coloquemos el árbol estaremos activando la suerte o la prosperidad.

Los símbolos del Pakua son:
Fama y reputación
Matrimonio y parejas
Hijos y capacidad para crear
Gente útil
Carrera y metas
Educación y formación
Familia y Sociedad
Finanzas y Economía

Por otro lado recordemos que el Feng Shui representa cada elemento de la naturaleza de un tono especial, en base a ello deberemos decorar el árbol y así ayudar a la energía positiva que nos trasmite.

También te puede interesar:  Árbol de Navidad para una decoración rústica

Si bien el árbol de Navidad puede ser colocado en cualquier estancia, desde el Feng Shui aconsejan colocarlo en la sala, ya que es el sitio en donde ser reunirá la familia esa noche tan especial.