¿Te encanta decorar el árbol de navidad?, hay muchas formas para hacerlo, no siempre ha de ser la clásica que todo el mundo hace. ¿Quieres algunas ideas? Toma nota.

Si te gusta ser original y romper con la tradición (ramas verdes, bolas de colores), añádele adornos diferentes. Si tienes peluches en casa, los puedes acoplar al árbol. Con una buena cantidad de estos muñecos, se puede formar un árbol, contra más muñequitos, más altura tendrá el árbol, seguro que tienes en cantidad si te acostumbran a regalar en cumpleaños, aniversarios… aprovéchalos de esta forma. No importa la combinación de colores, todos quedan muy coquetos, pues aquí lo que importa es la imagen que la formarán ellos, es decir, lo visual. Para formar la base e ir pegándolos, recorta un cartón y forma el árbol primero con él, después ves acoplándolos. Recuerda que el cartón ha de ser grueso para conseguir mayor firmeza. Si no tienes cartón, utiliza otro material consistente.

Si te gusta reciclar, ¡hagamos un árbol de esta forma! Latas de bebida, botellas de vidrio… todo aquello que después cuando pase la navidad podremos reciclar. Si eliges latas, necesitarás muchas más que si son botellas, pero todo depende de tu gusto. ¡Ánimo!. Igualmente, has de hacer como en el anterior, fabricar una base con un material consistente que pueda aguantar el peso de estos materiales y sea firme para ir dando forma. Al terminar, lo tendrás que pintar de verde para que el fondo quede como un auténtico árbol de navidad.

Fuente: fiesta 101

También te puede interesar:  Regalo de reyes decorado con pompones