Imagen de ARCO

No voy a ser politicamente correcta, es más, no quiero ser politicamente correcta. Las mentiras piadosas o las verdades a medias las dejaré para cosas más importantes. Voy a hablaros de Arco la feria de las artes en Madrid.

La primera vez que fui, la motivación fue ver aquellas cosa que salían en la televisión en directo, con mis propios ojos y comprobar así, de primera mano, que aquello era cierto y no una mera selección de objetos, llamados artísticos, muy concretos, pero que en su mayoría encontraría obras de arte, armoniosas y bellas. Esas que te hipnotizan y te quedas tan maravillado con su contemplación que te recorre una vena de envidia y orgullo a la vez al comprobar la habilidad y sensibilidad tan grande que tienen algunos artistas y tu eres un pazguato.

Bueno, pues el resultado fue que en esta ocasión, y muy a mi pesar, la televisión no  mentía, era verdad. La mayoría de las, supuestas obras artísticas, que había allí eran basura, pero no solo como concepto o adjetivo, sino en la realidad, estaban hechas con basura. Y lo curioso es que dentro de aquel caos, desagradable, sangriento, ilógico, postnuclear y creo que esquizofrénico ( si se le enseñara estas obras a muchos psiquiatras, sin mencionar que es una creación artística, muchos de estos, llamados artistas, estarían siendo medicados), encontrabas remansos de paz, obras que te inspiraban sentimientos positivos, placeteros y agradables, ganas de quedarte y no de huir.

Para que podaís evaluar lo que os digo, os voy ha mostrar algunos ejemplos que he cogido de un Arco al azar, el del 2007. Me gustaría que me comentarais sobre que sensación os produce.

También te puede interesar:  Habitación para un adolescente

Pondré primero algunas de las que me gustaron.

Las que no me gustaron y no comprendí, ni vi arte alguno, ni nada de nada.



Para opendeco.es, Muri. Un beso