Cuando los espacios son pequeños y los metros cuadrados disponibles no son los deseados, debemos poner en práctica algunas técnicas para aumentar la amplitud visual y la luminosidad de ese espacio.

Una técnica muy interesante para solucionar este problema en los dormitorios es la colocación es armarios con espejos en las puertas.

Contar con un espejo en la zona del vestidor resulta imprescindible y de esta manera podrás tener dos objetos completamente funcionales en uno solo, aumentando así el espacio disponible.

Por otro lado, cuanto más grandes sean los espejos allí colocados, mayor será la sensación visual de amplitud y luminosidad, ya que son ellos quienes poseen esta capacidad tan particular que hace de un pequeño espacio, otro visualmente mayor.

También te puede interesar:  Ventiladores de techo