Una de las cosas que más nos justaba a los fans de los Sims es que podías construir tu propia casa y decorarla como quisieras. Poner paredes pintadas de mil estilos de fantasía y, si no te gustaba, cambiarla. Por desgracia eso no puede hacerse en el mundo real: una vez que se pinta la casa, así se queda, a no ser que decidas dar otra capita de pintura. Pero gracias a las nuevas tecnologías puedes jugar a las casitas y ver cómo quedará tu casa con distintos estilos.

Aunque hay muchos programas informáticos con los que puedes obtener estos efectos, incluso con el propio Phothosop si tienes un poquito de maña, hay otros que te facilitan en extremo esta tarea. Hoy nos centramos en el que nos ofrece la casa de pinturas Jotun, un asesor de color muy completo que puede ayudarte a decidirte si estás indeciso.

Lo mejor de este ayudante es que puedes utilizar tanto imágenes prediseñadas de una base de datos de la web o bien, insertar las fotos de tu propia casa. Después puedes trastear con los colores hasta dar con el diseño adecuado e incluso, cuando acabes imprimir la imagen. También tendrás, en el proyecto que crees, la carta de colores que hayas usado para ir a la tienda y pedirlos por su nombre. Para que no haya dudas del resultado.

La verdad es que es una idea fantástica, porque muchas veces no nos atrevemos a cambiar el color de una estancia por miedo a cómo pueda quedar. De esta manera sabremos cómo será el resultado y podremos probar varios tonos antes de decidirnos por el definitivo.

También te puede interesar:  Lámparas con más que arte