Adaptando un poco la frase “cada uno hace lo que quiere” con este cenicero e incensiario en uno podriamos decir que “cada uno se ahuma como quiere” y es que desde la factoria Mist-o han decidido diseñar este sencillo y minimalista utensilio que tiene estas dos funciones.

Si lo ponemos con su parte cóncava la podremos usar de cenicero, apoyando el cigarro en el borde y dejando caer su ceniza dentro y si le damos la vuelta lo podremos usar de incensiario, poniendo la bara de incienso en el agujero central, aunque la bara de incienso también suelta ceniza y en este lado del recipiente no hay “contenedor” para recogerla… ¿será un fallo?

Según sus creadores es una contraposición entre el mal olor del tabaco y el buen olor del incienso, un lado y otro del recipiente contraponen los olores.El recipiente es circular, se ha realizado en cerámica y se ha lacado en color blanco. Personalmente la parte del cenicero me recuerda a el salpicado de la leche cuando golpea muy rápido y rebota hacia arriba


Fuente | Mist-o

ollow

También te puede interesar:  Rainbow, cajonera blanca con patas multicolor de Soren Rose