Ya hacía mucho tiempo que no buscaba asientos excesivamente exclusivos, y ya tocaba.

Los modelos que traigo para este post son muy curiosos, algunos de los que te sacan una sonrisa sana y otros una sonrisa irónica, al menos a mi.

Modelo con piernas femeninas que recuerda el baile del Cancan, muy rococo, recargado y ortera.

Haciendo de  caganet .

Con unas ruedas debajo y barrida la casa.

Lo han definido como el sillón del futuro, si en el futuro los sillones van a ser así, yo me quedo en el presente.

Mury, un beso.

También te puede interesar:  Un despacho en la misma pared