Siguiendo con esta serie hoy me voy a por sillas que también existen en esta categoría asientos excesivamente exclusivos.

Y para empezar esta que se llama sol y luna, para un recibidor o un dormitorio como galán puede quedar simpática. Ahora no me imagino un juego de 4 o 6 sillas de este tipo alrededor de la mesa del comedor, me parecerían excesivamente exclusivas.

Para el cuarto de un niño con poco espacio ¡vale! pero con esos colores ni en el recibidor las pondría.

Esta si que la pondría en el vestidor de una mujer o de un friki del calzado. Y hasta en un salón muy, pero que muy ecléctico.

Para el cuarto de un adolescente un par de ellas pueden causar furor, pero hacer una palabra…..

Mury, un beso

También te puede interesar:  Cómo limpiar las sillas de tela