Pierre Paulin, diseñador francés de los años ’70, inició su andadura en el diseño de muebles en los años ’50.

Sus creaciones rompieron con las formas imperantes introduciendo formas redondeadas inspiradas en todo el elenco de la naturaleza, tanto animal como vegetal, de las que podemos ver caracolas o flores, colores vivos y los nuevos materiales de los ’70, la gomaespuma y los tejidos elásticos.

En los ’50 uno de sus diseños sobresalió del resto la butaca F-560, vulgarmente conocida por Mushroom, su inspiración fue la famosa butaca de Luis XIV.

La silla creada por Paulin en 1969 a la que llamó Le Chat, es uno de esos muebles que no pasan de moda y se sigue produciendo y seguramente imitando.

La silla Le Tongue, con foma de lengua o el sofá Toune son algunas de sus obras más reconocidas

En las colecciones permanentes de algunos de los museos más importantes de Londres, París y como no Nueva York podemos encontrar algunas de sus obras.

Fuente: artedehoy

Mury, un beso

También te puede interesar:  Decorar con jardín interior