Buscar siempre la originalidad para nuestro hogar puede dar como resultado interiores muy extravagantes y curiosos.  Nuestra personalidad es única y nuestra decoración también puede serlo. Hoy os queremos mostrar cómo la utilización de azulejos de espejo imitando una pared de ladrillos puede dar un toque realmente peculiar a un ambiente de nuestro hogar. ¿Demasiados reflejos? Os mostramos dos opciones para que valoréis si la utilización de estos azulejos es realmente viable a largo plazo.

Para empezar una opción menos radical. Se trata de colocar los azulejos de espejo en la parte exterior de la bañera. Como vemos el resultado es interesante y bastante propio para el ambiente del baño. Se relaciona un poco con las clásicas teselas de un mosaico, que también suele aparecer en estos espacios.  Los reflejos que generan enriquecen el ambiente y dan un toque diferente al baño.

Ahora bien, ¿has pensado en llevar estos azulejos a la cocina? En esta imagen mostramos una cocina realmente original y de aspecto muy cosmopolita, en donde los ladrillos de espejo tienen un papel preponderante. Se ha optado por una encimera de tonos oscuros para combinar con la pared. El resultado, no cabe duda, es original. El aspecto parece relacionar la cocina con la gran ciudad y su juego de luces, brillos y reflejos.

¿Es lo más adecuado para una cocina? ¿Puede llegar a cansar a la larga? Bueno, eso habría que preguntárselo a los propietarios. Tal vez se trate de un exceso decorativo, aunque para comprobarlo deberíamos pasarnos varios días cocinando en frente de esa pared de azulejos y ver si terminamos con la vista cansada.

También te puede interesar:  Menaje para el hogar

Es una decoración con un punto extravagante, pero, como siempre, la última palabra la tiene el dueño de la casa. Probablemente la opción de los azulejos de espejo para la bañera sea más discreta.

  • Marcela

    Hola!
    Quisiera saber donde compro estos hermosos azulejos espejados, soy de Banfield Partido de Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires.
    Gracias.
    Marcela.