Cuando visité el parque Güell, obra del archiconocido arquitecto Gaudí, en Barcelona se puede apreciar que la valía del azulejo no se detiene en el embellecimento y protección de espacios como son el baño y la cocina.

Creo que me repito cuando digo que he visto multitud de azulejos que emplearía en el salón de mi casa en lugar de colocarlo en el baño o en la cocina, pero me estoy despistando.

Decía que en el parque Güell, se pueden ver a modo de colage como los azulejos recubres superficies de cemento o de hormigón con formas múltiples, fuentes, lagartos, bancos extensos, paredes…

La magia de este parque está en el color, uno espera al llegar a un parque encontrar plantas y flores que den color, fuentes de color marmóreo con un suave repiqueteo del agua, bancos de madera oscura y estructura de hierro negro que soporte las inclemencias del tiempo.

Pero en el parque Güell no, encuentras azules, amarillos, verdes, negros, rojos por todas partes.

Forman parte de los trozos de azulejos, porque los azulejos no se encuentran en piezas completas, sino en miles de pequeños trozos distribuidos por las superficies del parque.

Recuerdo que hace años otra persona hizo algo similar en una casa, pero no recuerdo muy bien donde.

 

Lo que si se, es que un hombre de nombre Jorge Selaron, de nacionalidad Brasileña y que habita en una de las numerosísimas fabelas de Rio de Janeiro ha decorado el frente de las escaleras que dan acceso a su casa con una gran variedad de azulejos.

También te puede interesar:  Decorar un dormitorio infantil de alegres colores

Ni más ni menos que 25oo azulejos decoran los frentes y los laterales de las escaleras y de 215 peldaños. De todos ellos, 65 son obra personal de Selaron, mientras que el resto los  ha ido coleccionando y trayendo de diferentes países del mundo.

El caso es que este hombre con esta iniciativa ha conseguido hacer de su escalera uno de los lugares turísticos para ver en Río de Janeiro, además de conseguir hacer de un lugar triste, pobre y lleno de basura un lugar más atractivo.

 

 

  • Scarlet

    El autor de la escala con mosaicos en Río era chileno y, digo, era porque murió cruelmente asesinado quemado en Río