Cómo colocar baldas en el recibidor ¡y ganar espacio mientras lo haces!

Tanto si tienes la suerte de contar con un amplio y despejado recibidor, como si lo que te pasa es más bien lo contrario, apuesto a que la idea que te presentamos hoy tendrá mucho valor para ti si andas pensando en dar un cambio de aires a esta estancia de la casa. Sobre todo si lo que persigues es convertirlo en un espacio mucho más práctico y funcional. Ayudarte a descubrir unas cuantas ideas para colocar baldas en el recibidor es mi cometido en el siguiente post. ¿Quieres conocerlas todas?

baldas en el recibidor
Fuente: Detalhes do Ceu

Una sola pero muy decorativa

Si por tu forma de vida y ritmo diario lo que necesitas no es más que un lugar de apoyo en el que despojarte de lo que te sobra nada más llegar a casa, una simple balda situada más o menos a la altura de la cintura será todo lo que precisas. Formas y estilos encontrarás muchos en el mercado. Aunque te animo a que apuestes por una versión algo más decorativa y visual si tu recibidor se encuentra en una zona despejada y aireada que puedas lucir de algún modo.

baldas en el recibidor II
Fuente: Design Therapy

Colócalas en altura

Hay quien dice que el recibidor es la carta de presentación de tu hogar, aunque cierto es que también hemos de convertirla en una de las más prácticas ¿no crees? Colocar baldas en el recibidor en altura, te ayudará a conseguirlo. Aprovecharás la superficie superior, pero también la que genera en su cara inferior. Atornilla ganchos en este espacio que te permitan colgar abrigos, el bolso, pañuelos… Además, seguirás pudiendo disfrutar de la zona más próxima al suelo pudiendo emplearla como espacio descalzador con una silla o banquito o simplemente mantenerla despejada si cuentas con un recibidor estrecho.

También te puede interesar:  Acabado de pared rougoso
baldas en el recibidor X
Fuente: Stadshem

Una pequeña superficie de apoyo puede ser más que suficiente

Sobre todo si se encuentra integrado en otra estancia, puede que lo que te apetezca sea que pase lo más desapercibido posible. Y si es así, una balda de poco fondo o incluso un estante de los destinados a apoyar cuadros o libros puede convertirse en todo lo que necesitas.

baldas en el recibidor IV
Fuente: By the ulmers

Aprovecha la parte superior de la puerta

Aprovechar el espacio sobre puertas y ventanas sigue siendo una práctica tan funcional como desconocida para la mayoría. ¡Y colocar baldas en el recibidor será precisamente lo que nos permita ponerla en práctica! Incorpóralas del mismo tono que la pared si por las dimensiones del espacio prefieres que pasen desapercibidas, o apuesta por el contraste entre ambos si tienes la suerte de contar con un amplio y despejado hall. Implementar esta idea en casa sólo serán ventajas. Las labores de almacenamiento te lo agradecerán, decorativamente se ve la mar de integrado ¡y todo mientras sigues luciendo la misma imagen despejada que en inicio!

baldas en el recibidor VIII
Fuente: Delikatissen

Incorpora accesorios debajo

Tener un recibidor sencillo y escueto no está reñido con la funcionalidad que el mismo puede ofrecerte. ¿Has pensado que podrías utilizar la cara inferior de la balda que coloques para atornillar accesorios que hagan más cómoda tu llegada a casa? Pasarán completamente desapercibidos vistos desde arriba y en función de la profundidad de la balda que tengas, te permitirán colocar o colgar enseres más o menos voluminosos sin que se vean.

baldas en el recibidor V
Fuente: Rejuvenation

Baldas en el recibidor. ¡También en las esquinas!

Si el aprovechamiento de espacios es factor de obligado cumplimiento en tu hogar, apuesto a que adoptar esta idea en tu recibidor te sacará de algún que otro apuro. Y no inventes, si sacarle partido es lo que prima, aprovechar la altura al completo será lo que más agradezcas. Eso sí, destina la parte alta a lo decorativo o aquello que uses más de vez en cuando, y las baldas de más abajo para lo más cotidiano.

También te puede interesar:  Cuadros escoceses para la pared
baldas en el recibidor VI
Fuente: La Bioguía

Almacenaje abierto

Si eres de los que apuestan por tener todo tan a la vista como a la mano, esta idea te encantará. Y es que dar forma a una especie de “armario abierto” realizado con baldas te permitirá tener chaquetas y abrigos bien perchados mientras zapatillas y zapatos no se encuentran directamente en el propio suelo. Tendrás la funcionalidad asegurada mientras fomentas la sensación de amplitud visual apostando por una práctica suspendida.

baldas en el recibidor XI
Fuente: Chiccacasa

Acóplalas a tu espacio

Si otra cosa buena tienen, es que adaptarlas a los obstáculos que tengas en casa, será pan comido. No hay puerta, ventana, cuadro de la luz o rincón que consiga resistirse a ellas.

baldas en el recibidor IX
Fuente: Stadshem

Como ves, colocar baldas en el recibidor puede convertirse en una práctica tan decorativa como funcional con la que bien seguro multiplicarás la versatilidad de este concurrido espacio de casa. Apuesta por la que más se adapte a tu espacio, estilo de vida y gustos ¡y no esperes más para sacarte todo el partido a tu recibidor!