No hay reglas escritas sobre la decoración de una oficina o de un sitio de trabajo en casa, fuera (tal vez) de esa máxima que nos impele a hacer del espacio laboral un sitio alejado de la idea de trabajo: personal, relajante, agradable y con su propia personalidad. Tal y como ocurre con este rincón de trabajo de un compositor (OmarEHamid), un espacio de serena belleza, donde la luz y las fibras naturales envuelven a la tecnología con calidez inusitada.

bambo-studio

El Estudio Bambo desarrolla su concepto con dos elementos: las varas de bambú que recubren las paredes y el uso de la luz.

El bambú ofrece frescura y una sensación vida, de espacio abierto y frescura, además de que funciona como un aislante sonoro para el estudio. La luz alimenta ese perfil al emanar suavamente de la mesa de trabajo: es funcional sin romper la sensación de irrealidad lograda con el bambú.

Las balizas de bambú son un recurso cada vez más habitual para realizar cerramientos en balcones y terraza, pero es la primera vez que los vemos utilizados con tal predominancia en un interior y en un espacio laboral. Un idea sencilla pero poderosoa, para tomar en cuenta.

Fuente | Lifehacker