Llega el buen tiempo, nos apetece descansar un poco al sol, tumbarnos a echar una siestecita… Y qué mejor que hacerlo en un banco-hamaca como este…

¿Te gusta?

Tiene la estructura de un banco pero además, el asiento es en realidad una hamaca. Vamos, que te puedes sentar y si te entra el sueño, te tumbas tranquilamente y de una manera muy cómoda. ¿Qué te parece la idea?

Puedes colocarla en un porche, con un poco de sombra. Eso sí, seguro que cualquiera que vaya a hacerte una vista a casa se queda encantado con esta hamaca-banco o banco-hamaca, o como se llame. ;-)

Vía| No puedo creer

También te puede interesar:  Muebles para baños rústicos de Atrios