Qué será será, decía la canción que cantaba José Feliciano y es que me viene al pelo para esta fotografía.

Qué tenemos delante una bañera cortada o por el contrario tenemos un sillón imitando a una bañera. Bueno, la duda parece de perogrullo. Pues una bañera nunca podría ser, pero un sillón de cerámica me parece frío y duro. ¡vamos nada apetecible!

Pues os voy a decir que sí, es de cerámica, ¡claro, [email protected] os lo imaginabaís! Pues yo no hasta que lo leí y es que como os decía antes me parece frío y duro al tacto y a la vista. Han tomado una bañera antígua y la han cortado para que se pueda emplear para sillón.

El  diseño es bonito pero su frialdad le resta calided y lo hace poco acogedor.

Estas conmigo.

Para opendeco.es. Muri, Un beso.

También te puede interesar:  Sofá respirador, para todos los gustos
  • Baños con encanto

    Un sofá precioso