La verdad es que a la hora de decorar el baño, solemos pensar, sobre todo, en la funcionalidad, más que en la decoración. En cualquier caso, ya hemos comentado en otras ocasiones que es posible tener un baño funcional y que además, sea estéticamente interesante. Un ejemplo pueden ser las bañeras con almacenaje de las que hablábamos el otro día, y que me parecen todo un acierto.

Pero hoy, la cosa no va de bañeras, ni de funcionalidad. La propuesta de la que vamos a hablar es más bien estética que funcional, claro, que de vez en cuando tampoco va mal olvidarse de lo práctico y dedicarle un poco de atención la lado más estético.

Por ejemplo, ¿qué te parece esta idea tan original para decorar el cuarto de baño? La verdad es que se trata de un estilo diferente, basado en la combinación de rayas blancas y negras, pero eso sí, con mucho estilo.

Uno de los inconvenientes es que puede llegar a agobiar un poco si el baño es muy pequeño, sobre todo si lo usas todos los días. Por eso, me ha parecido una muy buena alternativa para un aseo secundario, de los que no usas mucho, o incluso de los que están destinados a los invitados. Una ventaja es que así no te cansarás de ver las rayas, ya que esta decoración no es tanto para todos los días, por la combinación de colores, la cantidad de rayas…

Aunque bueno, si te encanta, ¡lánzate! Lo ideal es combinar este estilo con un lavabo en blanco (si quieres aligerar un poco el espacio) o en color negro, porque me ha encantado lo bien que queda. Aprovecha para colocar un espejo grande, para desahogar un poco y para dar más luminosidad al baño. Como ves, queda muy bien y es perfecto para un baño actual y muy moderno.

También te puede interesar:  Una práctica cesta para la ducha

Foto de Apartment therapy