Detalles pequeños y sencillos pueden convertir tu baño en un espacio muy original. La verdad es que hay cosas sencillas que pueden convertir tu baño en un espacio personal. Por ejemplo, la pared con azulejos en azul y blanco es perfecta para darle este estilo oriental a una estancia.

Además, un taburete con detalles orientales, o cambiar la lámpara del techo por una lámpara oriental son detalles muy sencillos y fáciles de encontrar, que pueden dar un toque oriental al cuarto de baño. Lo mejor es no recargar y optar por un baño y un lavabo sencillos en color blanco.

¿Te gusta la idea?

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  Baños decorados y organizados